LT Avante - шаблон joomla Оригами

Ministerio de la Reconciliación

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 Cuando renacimos del espíritu santo se nos encargo por voluntad de Dios el Ministerio de la Reconciliación y precisamente  el  versículo que hemos escogido para el 2014 es :

2 corintios 5:18   Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

Debemos recordar que por medio de Jesucristo es que estamos reconciliados con Dios; y perdimos toda conexión espiritual con nuestro padre celestial por la desobediencia de Adán el pecado paso a todos los hombres con todas sus consecuencias.

2 corintios 5:19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

Una vez que estamos reconciliados con Dios por medio de Cristo entonces el padre nos da a nosotros la responsabilidad de reconciliar a todos los habitantes del mundo con Dios.

       Reconciliar es la palabra griega katalagué: cambiar (figurativamente ajuste), i.e. restauración al (divino) favor:- reconciliación, reconciliar. Según el diccionario: volver las amistades o atraer los ánimos desunidos.

       Reconciliar también quiere decir: Volver a juntar aquello que ha sido separado. Dios le ha dado a usted, como creyente, ese ministerio de traer de vuelta a El a aquellas personas que están separadas. Nuestra responsabilidad es hablar las grandes posibilidades que cada hombre tienes en cristo Jesús. Simplemente hemos de mostrar a la gente que por ellos Jesucristo murió y fue resucitado hace mas de 2000 años. Tenemos que mostrar el poder de Dios, manifestar lo que un creyente tiene en cristo Jesús, mostrar cuan grande es cristo. Responsabilidad del Creyente” Cap. 8. (La iglesia Nueva y Dinámica. Pág. 49).

       Siempre ha sido el corazón de Dios el de  reconciliar  o traer de vuelta al hombre a su presencia podemos encontrar en el antiguo testamento como encomendó a los sacerdotes Aron y sus hijos a realizar esta tarea de reconciliar temporalmente a través de sacrificios con becerros y corderos,  ya que el sacrificio perfecto todavía cristo Jesús no había nacido.

Levítico 8:14-15   Luego hizo traer el becerro de la expiación, y Aarón y sus hijos    pusieron sus manos sobre la cabeza del becerro de la expiación, 15  y lo degolló; y Moisés tomó la sangre, y puso con su dedo sobre los cuernos del altar alrededor, y purificó el altar; y echó la demás sangre al pie del altar, y lo santificó para reconciliar sobre él.

       Reconciliar a quien? Al pueblo con Dios!! Esta era la forma como lo  estableció el padre para que pudieran estar en buenas relaciones con El, esto debía hacerse cada año y parte de la ceremonia era  derramar la sangre del animal  sobre el altar para purificarlo.

       El becerro de la expiación: Se refiere al primer paso en la ordenación de un sacerdote. Se trata de la ofrenda de purificación. Esta ceremonia se explica también en el libro de Éxodo.

Éxodo 29:35-39   Así, pues, harás a Aarón y a sus hijos, conforme a todo lo que yo te he mandado; por siete días los consagrarás. 36  Cada día ofrecerás el becerro del sacrificio por el pecado, para las expiaciones; y purificarás el altar cuando hagas expiación por él, y lo ungirás para santificarlo. 37  Por siete días harás expiación por el altar, y lo santificarás, y será un altar santísimo: cualquiera cosa que tocare el altar, será santificada.38  Esto es lo que ofrecerás sobre el altar: dos corderos de un año cada día, continuamente. 39  Ofrecerás uno de los corderos por la mañana, y el otro cordero ofrecerás a la caída de la tarde. 40  Además, con cada cordero una décima parte de un efa de flor de harina amasada con la cuarta parte de un hin de aceite de olivas machacadas; y para la libación, la cuarta parte de un hin de vino. 41  Y ofrecerás el otro cordero a la caída de la tarde, haciendo conforme a la ofrenda de la mañana, y conforme a su libación, en olor grato; ofrenda encendida a Jehová. 42  Esto será el holocausto continuo por vuestras generaciones, a la puerta del tabernáculo de reunión, delante de Jehová, en el cual me reuniré con vosotros, para hablaros allí.43  Allí me reuniré con los hijos de Israel; y el lugar será santificado con mi gloria. 44  Y santificaré el tabernáculo de reunión y el altar; santificaré asimismo a Aarón y a sus hijos, para que sean mis sacerdotes. 45  Y habitaré entre los hijos de Israel, y seré su Dios.46  Y conocerán que yo soy Jehová su Dios, que los saqué de la tierra de Egipto, para habitar en medio de ellos. Yo Jehová su Dios.

       Entonces podemos entender que para purificar el altar, el sumo sacerdote  ofrecían en primer lugar el becerro  y se derramaba la sangre del animal, luego se ofrecían 2 corderos, el primero se sacrificaba en expiación por el pecado del pueblo de Israel y el segundo cordero era llevado y liberado en el desierto. La ofrenda del primer cordero proveía perdón, mientras que el otro proveía remisión de los pecados; pero siempre se derramaba la sangre para poder reconciliar o tener paz para con Dios. Estas ceremonia eran ensayos que presagiaban o ilustraban  como  Jesucristo se entregaría o seria el sustituto perfecto por los pecados de la humanidad en un futuro como el cordero que quita el pecado del mundo; sino existía el derramamiento no podía haber remisión y menos reconciliar.

Hebreos 9:12 Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.

       Es importante destacar que el cordero debía ser limpio y sin defecto y al realizar los sacrificios la gente volvía su rostro a jehová y sus pecados eran borrados temporalmente y no había enemistad, se  reconciliaba el pueblo de Israel con el padre celestial.

Levítico 9:5-7  En el día octavo, Moisés llamó a Aarón y a sus hijos, y a los ancianos de Israel; 2  y dijo a Aarón: Toma de la vacada un becerro para expiación, y un carnero para holocausto, sin defecto, y ofrécelos delante de Jehová. 3  Y a los hijos de Israel hablarás diciendo: Tomad un macho cabrío para expiación, y un becerro y un cordero de un año, sin defecto, para holocausto. 4  Asimismo un buey y un carnero para sacrificio de paz, que inmoléis delante de Jehová, y una ofrenda amasada con aceite; porque Jehová se aparecerá hoy a vosotros. 5Y llevaron lo que mandó Moisés delante del tabernáculo de reunión, y vino toda la congregación y se puso delante de Jehová. 6  Entonces Moisés dijo: Esto es lo que mandó Jehová; hacedlo, y la gloria de Jehová se os aparecerá. 7  Y dijo Moisés a Aarón: Acércate al altar, y haz tu expiación y tu holocausto, y haz la reconciliación por ti y por el pueblo; haz también la ofrenda del pueblo, y haz la reconciliación por ellos, como ha mandado Jehová.

       Hemos leído en las escrituras como Aarón y sus hijos fueron apartados para el oficio de sacerdote en una ceremonia solemne  , una vez que se realizaba la expiación el hombre se reconciliaba con Dios , pero esto se realizaba cada año y no era por siempre que el hombre estaba en paz para con Dios y libre del pecado o redimido, era necesario cada año hacer tales sacrificios, y los sacerdotes que intercedían por el pueblo no eran eternos y perfectos, fue necesario durante años que de la tribu de levi muchos hombres ejercieran el sacerdocio. Nuestro Señor Jesús es el gran Sumo Sacerdote de nuestra profesión, llamado por Dios revestido de gloria y belleza; santificado por su propia sangre; perfeccionado o consagrado por medio de sufrimientos.

Hebreos 2:9-10  Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado    de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.10  Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos.

       Es el sacrificio perfecto el cordero que quita el pecado del mundo quien nos llevaría de vuelta a Dios el segundo Adán sin pecado el justo y fiel quien no escatimo ser igual al padre.

Hebreos 2:17 Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo.

        Dios cumplió su promesa de enviarnos al sacerdote perfecto y eterno quien perdono nuestros pecados y nos reconcilio en un solo sacrificio.

Hebreos 9:11:15 11  Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, 12  y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. 13  Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos,(M) y las cenizas de la becerra(N) rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, 14  ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?  15  Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto,[a] para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna.

       Este Jesucristo entro al santuario eterno de donde intercede día y noche por aquellos que han confesado su nombre y han creído en el amor que Dios  manifestó al entregarlo por nosotros y toda persona que quiera creer, para que todo aquel que en él cree no se pierda mas tenga vida eterna. Juan 3:16

        Hebreos 9:23-26 23Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. 24  Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; 25  y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. 26  De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado.

       Entonces ya estamos reconciliados por su sangre y sacrificio, el nos perdono y redimió y nos hizo presentarnos ante la presencia de Dios , sin ninguna conciencia de pecado, defecto y condenación por el nos fue hecho justicia

Romanos 5:8-11  8  Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9  Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10  Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.11  Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.

       Dice que hemos sido reconciliados tiempo pasado, así que ya no estamos    en enemistad  con Dios, no somos extraños sino que tenemos acceso completo a participar de los beneficios de sus sacrificios y  resurrección. Recordemos que él Cristo en un principio vino a las ovejas perdidas de Israel y no a  los gentiles (son aquellos ajenos o fuera de la ciudadanía de Israel) pero por beneplácito del padre celestial nos acerco y reconcilio por medio de la cruz a la humanidad y esto es parte del misterio que se reveló al apóstol pablo que los gentiles serian herederos de la promesa que seria Cristo en vosotros la esperanza de gloria. Efesios 3:5-6

 Efesios 2:11-22 11Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircunciso por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. 12  En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. 13  Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. 14  Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, 15  aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, (B) para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, 16  y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo,(C) matando en ella las enemistades. 17  Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca;(D)18  porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.19  Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, 20  edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21  en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22  en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

       Hoy somos miembros de la familia de Dios donde mora el espíritu santo y tenemos el privilegio de llevar a los hombres y mujeres a su presencia y librarlos de las manos del enemigo o nuestro adversario Satanás, por la reconciliación que hizo Dios en Cristo Jesús. Veamos un versículo más para entender con profundidad estas verdades el cual nosotros sus hijos debemos ser especialistas.

Colosenses 1:18-23   y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia,(C) él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; 19  por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud,20  y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.(D21  Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado 22  en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; 23  si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.

       Es por medio de Jesucristo que podemos hacerlo, predicando este evangelio de paz, compartiendo al mundo sus logros en el madero, beneficios de sus muerte y resurrección; es decir, Proclamando las buenas nuevas para que la gente llegue al punto de hacerlo su señor, no hay ninguna oración especifica y tampoco ritual extraño; tampoco se debe hacer ningún sacrificio físico o religioso solo predicar esta palabra de fe.

Romanos 10: 8-10  8 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón.(B) Esta es la palabra de fe que predicamos: 9  que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.10  Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

        Mis hermanos cada vez que por medio de esta palabra llevamos a la gente a confesar con su boca a Jesucristo como su salvador, estamos haciendo la voluntad del padre y cumpliendo con el ministerio de la reconciliación que maravilloso somos hoy los encargados de hacerlo.

2 corintios 5:19   que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

       Esa es la encomienda creyentes somos los encargados de llevar este ministerio a más personas, somos las manos, brazos, piernas y boca de Dios así que no callemos, para esto hemos renacidos para servir estas palabras de vida eterna. Una vez que somos hijos de De Dios tenemos que llenarnos de su conocimiento y resplandecer en este mundo maligno.

Filipenses 2:15-16  Para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, (B) en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; 16  asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.

       Entonces vamos con gozo a esa palabra para alimentar nuestras mentes y renovarla, purificando ese corazón sacándonos toda contaminación del mundo y sus influencias, para de esta forma andar en sus pisadas y presentar una iglesia sin mancha y arrugas

Romanos 12:1-2 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2  No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

       Es por esto que para poder compartir la palabra efectivamente debemos saber primero y luego practicar ese conocimiento, y es un mandamiento de Dios, ninguna persona al recibir a Cristo recibe una mente nueva, esto lo enseñan muchas denominaciones, sin embargo la palabra dice que debemos trabajar esa palabra en nuestros corazones, ya que Cristo en ti te da filiación, lo que te permite ser hijo del padre celestial, pero estar  usted en Cristo se hace a través de la renovación de la mente y esto es comunión.

2 Corintios  5:17    De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

       Este versículo entonces está hablando al creyente de mente renovada, que está viviendo según el Cristo que vive dentro de él , cuando usted ha puesto a Cristo en su mente, entonces tiene poder en manifestación, a medida que renueva su mente entonces serás una nueva criatura. Los viejos deseos, los viejos anhelos y las viejas tentaciones desaparecen “he aquí todas son hechas nuevas” para continuar en el contexto del versículo del año 2corintios  5:18 acompáñenme al siguiente versículo:

2 Corintios 5:20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios  rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

       Otra  versión  “Palabra de Dios Para Todos”

2 Corintios 5:20 Así que hemos sido enviados para hablar en el nombre de Cristo. Es como si Dios estuviera llamando a la gente a través de nosotros. Hablamos por Cristo cuando les rogamos a ustedes que se reconcilien con Dios.

       Nosotros representamos a Dios y a su hijo Jesucristo en la tierra Como embajadores estamos equipados para hablar la verdad en amor, convencidos en lo que hemos creído, para así poder convencer a otros con las “Palabras ganadoras” de la Palabra de Dios. Así entonces, podemos traer a más hombres y mujeres de las tinieblas a la luz, y también  la gente puede continuar en la gracia de Dios, abundando en amor y en frutos de justicia. Ese es el ministerio de la reconciliación, eso es andar en las pisadas del Señor Jesucristo.

2 corintios 6:1 Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios.

       Recuerde que usted le costó al padre la sangre preciosa de nuestro señor Jesucristo, no haga vana la cruz que sufrió por cada uno de nosotros para que tengamos hoy el privilegio de ser sus hijos y presentarnos sin manchas como embajadores. Cuando no estás viviendo de acuerdo a su voluntad y no hablas esta palabra de vida estás haciendo vana y sin importancia el favor divino que el padre tuvo con nosotros cuando menos  lo merecíamos por eso es gracia!

2 Corintios 6:2 Porque dice: En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.

       Dios ofrece salvación a todo el mundo. Mucha gente aplaza su decisión por Cristo, pensando que vendrán tiempos mejores, pero podrían perder la oportunidad para siempre. No hay tiempo como el presente para recibir el perdón de Dios y recibir el Cristo como señor en tu vida, no ha existido en el pasado tan grandiosa oportunidad como en esta administración de gracia!

2 corintios 6:3  No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado;

       En todo lo que hizo, Pablo consideró qué comunicaban sus acciones acerca de Jesucristo. Si usted es creyente, es un ministro de Dios. Cada día, los incrédulos lo observan y también sus hermanos en Cristo el cual debemos ser ejemplo. No permita que sus acciones descuidadas e indisciplinadas sean otra excusa para que alguien rechace a Dios.

2 corintios 5:18  Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

En los evangelios Jesús tenía el ministerio de reconciliar a los hombres con Dios. Jesús dijo: “yo edificare mi iglesia”. En la administración de la iglesia los creyentes renacidos, usted y yo, tenemos esta responsabilidad. Si él nos dio el ministerio de la reconciliación, somos responsables por su utilización, su operación, su funcionamiento. Nosotros que tenemos el ministerio de la reconciliación podemos sentarnos y no hacer nada. Pero a menos que otros sean informados sobre el nuevo nacimiento, sobre el espíritu santo y sus manifestaciones,  a menos que se les diga lo que son sus derechos filiales, ellos nunca sabrán. Ahora usted y yo tenemos este ministerio.  (Poder para la vida Abundante ) Cap.23, Pag .158.V.P.W.

 

Dios te bendiga.

 

 

 

 

 

Layout Type

Presets Color

Background Image